REVESTIMIENTO NATURAL realizado a base de PINTURA DE ARCILLA. Este tratamiento de la superficie está libre de emisiones dañinas, minimiza la condensación y previene del moho, por lo que la superficie se conserva en perfectas condiciones mucho más tiempo. La arcilla actúa como biocida (impide la proliferación de microorganismos y bacterias) y no genera electricidad estática, por lo que no retiene el polvo, manteniéndose más limpia.

Las tres primeras fotos muestran el proceso de aplicación de la pintura de arcilla y las dos últimas el resultado final.

Comparte esta información
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Call Now Button